11 de julio de 2011

En ésta tercera parte, y una vez visto los tipos de accesorios y conductos que debemos utilizar, hablaremos de las características y actividad que tendrá lugar en el local que deberemos tener en cuenta para adaptar los equipos de Aire Acondicionado, ayudando a elegir cuál de ellos es el más proporcionado sin que resulte  sobredimensionado, de forma que el coste energético sea mínimo. Ejemplo de los parámetros a tener en cuenta son el coeficiente de transmisión de calor según los diferentes tipos de materiales o los cálculos de cargas.

Aire Acondicionado

Todas las consideraciones serán válidas tanto para locales nuevos como para locales antiguos que cuentan con aparatos de aire acondicionado instalados. En éstos últimos, sería conveniente considerar reemplazarlos por otros de alta eficiencia energética, con los que se conseguiría un ahorro de hasta un 30% en energía; este dato aumenta hasta un 50% en el caso de hablar de instalaciones de alto consumo.

¿Cómo podemos evaluar el rendimiento del Aire Acondicionado instalado?

Para empezar, debemos conocer en qué estado se encuentra; es decir, averiguar su vida y en qué punto de ella se encuentra, ofrece datos sobre el consumo eléctrico actual del equipo, además de cada uno de los componentes. Un aparato de tipo AA, su vida útil suele estar entre 12 y 15 años. Como se ha ido mencionando en los artículos anteriores, el apropiado uso del aislamiento térmico contribuye a minimizar las pérdidas de calor en los equipos, unidades de tratamiento de aire y la red de conductos y canalizaciones, conllevando a aumentar la vida útil de los aparatos. Además, el control de éstos parámetros evita el sobredimensionado de los equipos de aire acondicionado, de forma que cuanto más pequeños son éstos, menor consumo eléctrico y más se alarga su vida útil.

Seguidamente, se han de calcular las cargas de enfriamiento según las características del local, de manera que puedan reducirse las cargas pico y determinarse las capacidades de nuevos equipos eficientes. En éste punto, si se van a emplazar conductos y canalizaciones para la distribución del Aire Acondicionado, el instalador debe conocer qué aparatos se ha adquirido con el fin de utilizar los materiales más eficientes para el circuito. A través de la elaboración de un proyecto sobre plano, tanto el distribuidor de los equipos como el fabricando de los conductos, pueden definir las unidades de refrigeración y acoplar la red de canalizaciones para minimizar los costes energético del sistema.

Todo lo mencionado hasta ahora, nos da la oportunidad de generar un ahorro económico en porcentajes muy interesantes. En resumen, para que el montaje sea un éxito, se ha de planificar la disposición de la red de distribución de aire acondicionado evitando que:

  • La organización de los conductos sea la más lineal posible, minimizando el número de giros para evitar pérdidas por cambios de presión.
  • La disposición de las unidades de refrigeración tengan cambios bruscos de temperatura por la climatización, estén expuestos a temperaturas extremas en el exterior o en  zonas de fácil aglomeración de residuos orgánicos y partículas finas (hojas, polvo de vías de paso, grasa, vientos fuertes, olores,...)

El equipo de Tecconair, S.L., podrá asesorarle sobre aquellos profesionales en la distribución de aparatos de Aire Acondicionado que mejor cumpla con las características del proyecto. Contacte con nosotros aquí y tendrá las condiciones óptimas en ahorro energético y uso eficiente de la climatización de locales.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

 

             
 
 
 
 

TECCONAIR S.L.

C/ Cristo de la Salud nº 6 - 23630 Villargordo (Jaén) - Telf.: 953 378 194