14 de julio de 2011

Mantener  una óptima calidad ambiental dentro de los hospitales requiere el control de parámetros de temperatura, humedad y presión del aire, además de uso de filtros especiales en el sistema de aire acondicionado, que ayuden y aseguren a sostener las condiciones higiénico-sanitarias exigidas por las autoridades sanitarias.

El control del buen funcionamiento del sistema de climatización de hospitales es determinante en el tratamiento de pacientes con el sistema inmunológico debilitado, con especial atención a afecciones cardiacas, respiratorias, tiroides, quemaduras y SIDA. Dentro de los quirófanos, este control resulta más crítico, ya que el internado queda expuesto de manera más directa a infecciones derivadas por la contaminación ambiental por motivos inherentes a las operaciones que se llevan a cabo sobre él.

Zona Critica de Hospital.

En éstas zonas críticas de los hospitales, como son los quirófanos, los sistemas de climatización son muy diferentes a los sistemas más comerciales o domésticos por diversas razones. Tanto las condiciones de entrada como de salida han de ser tomadas en cuenta, consecuentes de la recirculación del aire, con el fin de no proliferar olores, sustancias químicas peligrosas, proliferación de virus y microorganismos, entre otros factores. Por lo que se hace necesario un innovador sistemas de regulación automático por zonas.

Para evitar cualquier riesgo de flujo de aire desde las zonas menos higiénicos a las más higiénicas o esterilizadas, el instalador de canalización de aire acondicionado debe conocer, sobre plano, las zonas de según el nivel higiénico ubicadas en el hospital. Se distinguen dos niveles:

  • Nivel I – Nivel Higiénico Normal: Incluye aquellas zonas donde se realizan tareas de rutina y que no suponen un riesgo directo para el paciente. Ejemplos: Consultas, habitaciones de libre acceso, Rayos X,…
  • Nivel II- Nivel Higiénico Alto: Zonas donde el paciente queda expuesto de forma directa a potenciales peligros biológicos por contaminación ambiental. Ejemplos: Quirófanos, UCI, salas de post-operatorios, Urgencias.

En función de éstos niveles, hay que controlar, fundamentalmente, dos características técnicas en los climatizadores:

  • Sistema de Filtrado: Ha de ser contralado en la entrada del aire a la zona, como en la salida, por lo que se han de usar dos filtros de Alta Eficacia con características adecuadas según la posición en circuito. Se recomienda un filtro normal clase EU4; en la salida, después del ventilador y antes de los conductos, es recomendable un filtro EU7. En cuanto en las zonas de Nivel I, filtro calse HEPA.
  • Succión de Aire: Usar el aire del exterior, desechando todo el aire de retorno. Se puede recuperar energía transfiriendo el calor del aire de retorno hacia el aire fresco. La entrada debería situarse a una altura de 3 metros del suelo, evitándose removerse partículas de polvo y microorganismos. Nunca utilizar aire de retorno de Nivel II para acondicionar un nivel.

El equipo humano de Tecconair, S.L., posee gran experiencia en la instalación de conductos y canalizaciones de aire acondicionado en hospitales, como puede verse en sus obras más emblemáticas. Los proyectos realizados han tenido en cuenta las zonas clasificadas dentro de los niveles anteriores. Para conocer más sobre éstos proyectos, puede ponerse en contacto con el servicios de atención al cliente aquí, o a través de un email en la dirección Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

 

             
 
 
 
 

TECCONAIR S.L.

C/ Cristo de la Salud nº 6 - 23630 Villargordo (Jaén) - Telf.: 953 378 194